Preguntas Frecuentes

¿Qué es una herencia?

La herencia es el conjunto de bienes que una persona-testador cede a otras-herederos cuando fallece.

La herencia para evitar conflictos se debe de repartir de una forma muy definida, para ello en Cataluña se obliga a dividir dicha herencia en 4 partes iguales diferenciando también entre herederos forzosos (hijos, padres, hermanos, etc.) y herederos no forzosos o voluntarios.

1º El primer cuarto a repartir de la herencia se llama “la legítima”. Es aquel que se divide por partes iguales entre los herederos forzosos.

2º El segundo tercio a repartir se llama “de mejora” y es aquel que se utiliza para mejorar a los herederos forzosos y se puede dar a uno o varios herederos en función de los deseos del testador.

3º El último tercio se llama “de libre disposición” y como su propio nombre indica, es aquel que le testado tiene libre disposición a la hora de elegir beneficiario pudiendo elegir entre herederos forzosos o voluntarios.

En una herencia común no suele haber problemas a la hora de la repartición de la herencia ya que hay pocos bienes a repartir, sin embargo cuanto mayor es la herencia, mayor es la posibilidad de darse algún conflicto entre herederos.

Los problemas que solemos encontrarnos en la repartición de la herencia suelen ir relacionados con la valoración de los bienes heredados, como por ejemplo en el caso de que uno de los herederos voluntarios heredase un terreno valorado en más del tercio de la herencia, ya que solo le corresponde un tercio por no ser heredero forzoso.

¿Se puede heredar sin testamento? 

Será la ley quien asigne herederos cuando no existe testamento o cuando el testamento se declare nulo. Existen determinados casos extraordinarios en los que también puede intervenir la ley a la hora de la repartición de la herencia:

1º Cuando en el testamento no figuran todos los bienes que tenía el testador.

2º Cuando los herederos mueren antes que el testador.

3º En el caso de desaparición del testamento.

4º En el caso de rechazo de la herencia por parte de uno de los herederos.

5º Cuando existen discrepancias a la hora de contemplar a los herederos forzosos.

Por otra parte también existe un orden en el que deben de heredar los sucesores:

1º Los primeros en heredar en ausencia de testamento serían los descendientes. Sin existir distinción entre hijos naturales o adoptados legalmente.

2º Serán los ascendientes los que hereden en segundo lugar en caso de ausencia de testamento. En este caso la repartición de la herencia se hará en partes iguales entre los padres. Si por un casual, los padres no viviesen y en cambio si lo hicieran los abuelos, entonces la repartición se haría en partes iguales entre los abuelos paternos y los maternos y entre ellos también se haría en partes iguales.

3º En el caso de no haber ni descendientes ni ascendientes podría heredar el cónyuge.

4º En ausencia de descendientes, ascendientes y cónyuge, serían los colaterales los beneficiarios a la hora de repartir la herencia. Se considera colaterales a hermanos, primos, sobrinos, etc. En el caso de que los colaterales sean hermanos la herencia se repartirá en partes iguales.

5º En caso de que no existan ninguno de los anteriores posibles herederos, entonces será el Estado quien herede todo.

¿Qué es una herencia con acuerdo de herederos?

Incluiremos dentro de esta categoría a aquellas en las que existe acuerdo entre todos los herederos y legatarios. Esta situación es la más beneficiosa para todas las partes dado que las cuantías de una herencia suelen ser muy elevadas y en caso de ir a juicio, una posible condena en costas podría resultar muy perjudicial para nuestro cliente. El hecho de que exista acuerdo entre las partes significa que no se van a asumir estos riesgos y que el reparto de la herencia se va a realizar, en principio, conforme a la voluntad del causante (fallecido).

¿Es obligatorio acudir al notario para tramitar una herencia?

En principio no es obligatorio acudir al notario aunque muy recomendable si en la herencia hay bienes inmuebles. En este tipo de herencias, siempre y cuando existan bienes inmuebles, suele acudirse al notario para la firma de la aceptación y adjudicación de herencia. Esta escritura es la que posteriormente se inscribirá en el Registro de la Propiedad dejando constancia de la titularidad de los nuevos propietarios.

¿Es necesaria la intervención de un abogado para gestionar una herencia?

Recomendamos la intervención de un abogado en la gestión de todos estos trámites ya que la complejidad y la cuantía de los mismos suele merecerlo. En España la competencia del impuesto sucesiones está delegada en las Comunidades Autónomas, por lo que el impuesto de sucesiones se liquida ante la Delegación de Hacienda respectiva. Se trata de un impuesto en donde es necesario incluir todos los bienes, derechos y obligaciones que integra la herencia.

Por otro lado en la mayoría de los bienes inmuebles (salvo en algunos pequeños pueblos) será necesario liquidar la plusvalía municipal. Cada municipio aplica un tipo, unas bonificaciones, deducciones y exenciones distintas y dado que suele ser un impuesto de cuantía elevada (dependiendo de los años que haya pasado desde la última transmisión) conviene cerciorarse de su correcta elaboración.

El resto de los pasos son relativamente sencillos: inscribir la escritura en el registro de la propiedad y liquidar la consolidación de dominio en caso de que proceda.

¿Cuándo no existe acuerdo entre herederos?

Esta situación se da cuando los herederos no están conforme en el reparto de la herencia. Ante esta situación será necesario acudir a la vía judicial para que esta determine el reparto de la herencia. Esto encarece sustancialmente los gastos de la misma dado que el arancel de los abogados va conforme a la cuantía de los procedimientos, es por ello por lo que siempre recomendamos a nuestros clientes el intentar llegar a un acuerdo intentando dejar de lado enemistades.

A pesar de ello hemos presenciado situaciones en las que la otra parte mantiene una postura de lo más irracional y no nos queda más remedio que acudir al juez para el reparto.

¿Cómo se liquida el impuesto de sucesiones cuando no existe acuerdo entre las partes?

Este impuesto debe liquidarse de común acuerdo entre todos los herederos y legatarios. Generalmente se liquida a través de una autoliquidación que hacen todos los herederos en conjunto, en la cual manifiestan que están de acuerdo con ese reparto y con esas valoraciones.

El problema reside cuando no existe ese acuerdo, la vía de autoliquidación se nos cierra y es necesario que cada heredero solicite a la Administración la liquidación de dicho impuesto adjunto la misma documentación necesaria para hacer la escritura de herencia. Ante esta situación la Administración suele tardar bastante en proceder a dicha liquidación, pero podemos estar tranquilos ya que el plazo de 6 meses se interrumpe cuando realizamos dicha solicitud. Una vez que la Administración realice la carta de pago nos lo notificará y nos dará un nuevo plazo para realizar el pago de la misma en alguna de las entidades bancarias concertadas para la liquidación de impuestos.

¿Cómo se liquida la plusvalía cuando no existe acuerdo entre los herederos?

Generalmente la plusvalía la calculan los Ayuntamientos con una copia simple de la escritura de aceptación y adjudicación de herencia.

En caso de que no exista acuerdo entre los herederos no tendremos disponible la escritura de aceptación y adjudicación de herencia por lo que deberemos de facilitar todo el montante de documentación requerido para la teórica herencia. Debemos de recordar que cada Ayuntamiento tiene una opinión respecto al proceder en esta situación.

La mayoría de los Ayuntamientos deciden liquidar la plusvalía a los herederos conforme al reparto elaborado en el testamento, girándoles el IBI a uno de ellos o a todos por partes iguales. Aunque de forma inicial esta pueda ser la solución más sencilla, cuando se reparta la herencia seguro que no corresponderá con la realidad por lo que se deberá de adaptar. Jurídicamente podríamos decir que no es correcta ya que estamos haciendo propietarios (por lo menos a nivel municipal) a herederos que no lo son ya que todavía no ha habido una aceptación y adjudicación de los bienes correspondientes a la herencia. Sí que es verdad que es una forma de realizarlo muy cómoda.

¿Qué es una aceptación de herencia a beneficio de inventario?

Se puede dar el caso de que un heredero no sepa si el testador tenía deudas o no, por ello y para no perjudicar a los herederos, es posible aceptar la herencia beneficio de inventario.

Es sencillo de explicar, si un heredero recibe una herencia, en ella se compromete a recibir los activos y los pasivos de la misma, es decir, recibe los bienes pero también las deudas. En caso aceptar la herencia en beneficio de inventario, jamás responderá con el patrimonio personal por las deudas del testador.

¿Qué se debe de hacer para aceptar una herencia en beneficio de inventario?

1º Realizar un manifiesto formal ante el juez o ante el notario.

2º Debe de realizarse un inventario de la herencia en un periodo de 60 días.

3º Nombrar un administrador de la herencia encargado del pago a acreedores.

¿Que beneficios tiene?

Realmente tiene tres grandes beneficios la aceptación de la herencia a beneficio de inventario que a continuación vamos a resumir:

1º No heredas deudas superiores al patrimonio de la herencia.

2º Distinción entre patrimonio propio y heredado.

3º Se conservan todos los derechos de la herencia.


¿Estás buscando un abogado para tramitar tu herencia en Barcelona? Ponte en contacto con nosotros y te llamamos lo antes posible.

Ver política de privacidad

HERENCIAS BARCINO

Teléfono: 686 75 16 19

calle Rocafort 203

08029 Barcelona